Saltar al contenido
Grandes Razas de Perros

¿Cómo cuidar a un perro?: aspectos que no puedes olvidar

Perro con los niños corriendo

En esta oportunidad vamos a conversar sobre esos detalles que muchos no toman en consideración o dejan a un lado una vez han incorporado a su familia un amigo canino. No importa si somos dueños primerizos u olvidadizos, nunca podemos descuidar los aspectos que componen el cómo cuidar a un perro.

Aunque puede parecer una locura, muchos olvidan el hecho de que una mascota es un ser vivo que depende de nosotros en la mayoría de los aspectos, y cuya responsabilidad podemos compararla con la adquirida al convertirnos en padres.

Por lo cual, te invito a que me acompañes en este recorrido por todos los puntos a cubrir cuando hablamos de cómo cuidar a un perro. Aprendamos como ser dueños responsables de ese hermoso canino que te acompaña

Aspectos a considerar en el cuidado de un perro

Para conocer a tu amigo canino, debemos aprender un poco sobre su raza.

Aunque en principio cada perro es especial y diferente entre sí, también es importante para los dueños responsables el asimilar los detalles que rodean a cada raza en particular.

El mejor ejemplo que podemos usar para comprender este punto son nuestros amigos los perros chatos, ya que como conversamos en un post anterior esta clasificación de perros no solo comprende un rasgo físico gracioso, sino también una serie de detalles a considerar al pensar cómo cuidar a un perro de esta clasificación.

Es por ello que antes de incorporar un canino a tu familia es fundamental que poseamos nociones de todo lo que rodea a su estirpe, no solo desde el punto de vista visual, sino también físico, de salud y requerimientos especiales que la misma posea.

Los veterinarios están allí no solo para curar, sino también para prevenir.

Otro de los puntos en los que algunos de los dueños de mascotas solemos fallar, es en el hecho de que dejamos a un lado el llevar a nuestros amigos caninos al veterinario con regularidad. No solo para lo que corresponde a la vacunación del mismo.

Perro tomando su medicina

Y si bien es cierto que como mínimo debemos cumplir con las vacunas contra la rabia, distemper, parvovirus, giardia, etc. Si no surge algún problema de salud, lo ideal es acudir con nuestro amigo canino a chequeos regulares cada 6 meses a 1 año, dependiendo de la edad del mismo, con esto nos aseguramos de detectar a tiempo los problemas de salud que puedan surgir.

Las camas para perros no son un lujo, sino una necesidad

Cuando hablamos de las camas para perros, podemos llegar a sentirnos abrumados por la cantidad de tipos, modelos, formas y colores que encontramos en estos equipos, al punto de que muchos primerizos llegan a pensar que adquirirlos es más vanidad que necesidad.

Sin embargo, este razonamiento lógico no puede estar más alejado de la realidad. Ya que, en el caso de las camas, hablamos de un Instrumento para asegurar la comodidad de nuestra mascota a la hora de descansar. Además de evitar algunas Enfermedades como la displacía de cadera.

¿las camas son necesaria para los perros?

Es por ello que a la hora de considerar algunos puntos relevantes sobre cómo cuidar a un perro, la necesidad de proveer una cama cómoda y adaptada a los requerimientos de nuestro perro debe ser uno de los primeros puntos a cubrir.

Un régimen alimenticio e hidratación correcta son una de las claves para un perro feliz

Para los dueños de perros este punto siempre será un aspecto que requiera un alto grado de interés, y esto debido no solo al hecho de que un fallo en la misma puede traer consecuencias a corto o largo plazo, sino también al hecho de que la misma debe ser modificada en el transcurso del tiempo.

Y allí recae la mayor complejidad, ya que a medida que nuestro canino crece sus requerimientos alimenticios, no solo en cantidad sino en calidad. Al observar este detalle aseguramos que obtengan las proteínas, vitaminas y minerales adecuadas para su correcto desarrollo.

De igual forma, es imprescindible proveer a nuestro amigo perruno de un plato especial tanto para su comida como para la hidratación. Y nunca olvides tener una rutina de limpieza para estos recipientes, ya que, así como a ti no te gustaría comer o beber en vasos o platos sucios, a ellos tampoco les agrada la idea.

No pienses solo en entregar todo para abarcar el «Cómo cuidar a un perro«, sino también tu tiempo y cariño.

Llegados a este punto estoy segura de que piensas que tu amigo canino solo requiere cuidados y cosas materiales para vivir una vida tranquila y feliz. No obstante, con el ajetreo de nuestras obligaciones diarias muchos olvidamos lo más crucial, y esto es dedicar un poco de tu tiempo a simplemente estar al 100% con y para él.

Como bien sabemos los que somos o hemos sido dueños de perros a lo largo de nuestra vida, estos son los seres vivos que más amor y cariño te brindaran a lo largo de su vida, y quizás después de ella también. Para un ejemplo puedes consultar la historia de hachiko en nuestro post de perros famosos.

Es por ello que te invito a pensar en ello y brindar a ese compañero canino, aunque sea 10 minutos de tu tiempo diario, adicional al requerido para alimentarlo, bañarlo, sacarlo a pasear, etc. Simplemente siéntate a su lado y acarícialo, juega con él a la pelota o con cualquier otro juguete, pero nunca eches a un lado a ese amigo fiel e incondicional que está allí para ti siempre.

Los entrenamientos de obediencia y socialización temprana es la solución a muchos dolores de cabeza.

En principio muchas personas piensan que mientras elijan a una raza de perros relativamente dócil, podrán evitar la tarea de brindar un entrenamiento a su perro acompañante.

Sin embargo, este concepto es totalmente falso, ya que todos nuestros amigos caninos necesitan ser provistos de un entrenamiento adecuado a sus necesidades particulares. No importa si hablamos del entrenamiento para acostumbrar al perro a ir al baño en un solo lugar, para obediencia, y hasta para socializar con otros animales y personas.

Perro obediente

Por lo cual, una recomendación personal que puedo brindarte es que dejes a un lado este estigma y te abras a la idea de brindar a tu amigo canino un entrenamiento básico para iniciar. Con el paso del tiempo y observando las necesidades de tu perro puedes considerar añadir las enseñanzas adecuadas a sus requerimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *